PUBLICIDAD

En la cancha Luis Lacey, la principal del Hurlingham Club, se disputó el partido final de la zona A correspondiente al 128º Abierto del mencionado club, entre las fuertes formaciones de Ellerstina, campeón defensor, y RS Murus Sanctus, con la victoria de este último por 13 a 12.
Ellerstina ya con el retorno de Ulloa y sin Nicolás Pieres, suplantado por Alfredo Capella, debía ganar al menos por una diferencia de dos goles, que finalizado el cuarto chukker lo estaba consiguiendo. El ganador ajustó detalles y con un 4 a 0 en el quinto se puso arriba en el marcador que no abandonó hasta la campana final, victoria que lo lleva a disputar el partido final ante el ganador de La Dolfina y La Natividad el sábado 6/11.

Equipos y progresiones:

RS Murus Sanctus: Facundo Sola 9 (1 gol), Guillermo Caset (h) 10 (8, tres de penal y uno de córner), Pablo Mac Donough 10 (3) y Juan M. Nero 10 (1). Total: 39.
Ellerstina Johor: Facundo Pieres 10 (7, seis de penal), Hilario Ulloa 10 (2), Gonzalo Pieres (h) 9 (2) y Alfredo Cappella Barabucci 8 (1). Total: 37.

RS Murus Sanctus: 1-2, 3-2, 4-4, 6-8, 10-8, 12-10 y 13-12.

Jueces: Gastón Lucero y Gonzalo López Vargas. Árbitro: Martín Pascual.

NUESTRO COMENTARIO

Partido agradable por momentos con polo abierto y con corridas veloces y en otros con juego más trabado.
Ambos equipos entraron no con el ritmo que exige una semifinal de Triple Corona. Ellerstina con Ulloa recién repuesto de su lesión y sin ese gran motor que es “Nico” Pieres que empuja a sus tres compañeros desde su posición de back. Murus Sanctus con Sola y Mac Donough ambos con largas ausencias por lesiones.
Hasta el half time Los Pieres fueron superiores, con un Gonzalo descollante, Ulloa con su habitual laboriosidad e impidiendo que el rival se arme, Facundo sin puesto fijo pero con gran habilidad y calidad y Capella cumpliendo con lo necesario en su posición de 4.
En los últimos tres parciales aparecieron los de Corine Ricard. Caset imparable, el mejor hombre de la cancha, conquistando goles de todas las formas posibles, ya sea convirtiendo penales o probando de cerca y de lejos, todos adentro. Nero brillante, la pared que todo equipo necesita en la defensa. Mac Donough a pesar de tener menos ritmo, brindó al equipo su serenidad y pausas que un 3 debe tener. Finalmente Sola no tuvo un día muy lucido como primer delantero, como habitualmente lo es.

Foto: Por Matías Callejo/Prensa AAP

PUBLICIDADblank