PUBLICIDAD

Con el triunfo de La Natividad por 14 a 8 frente a RS Murus Sanctus, finalizó el 128º Abierto de Hurlingham, disputado en la cancha Luis Lacey y adjudicándose la tradicional Ayrshire Cup.
Fue una final histórica por varias razones. El conjunto de Cañuelas obtiene por primera vez un título de la Triple Corona; tres jugadores logran su primer trofeo grande; los hermanos Castagnola y Du Plessis y tuvieron que pasar 13 años y 38 finales que en una final de la Tripe Corona no la alcanzan ni La Dolfina ni Ellerstina.

NUESTRO COMENTARIO

Con un “Barto” Castagnola cerebral manejando los hilos de su equipo, respaldado por un muy eficiente Du Plessis y con una delantera con “Polito” y Camilo imparables, fue un equipo de 40 goles.
Cuando un equipo juega con rapidez mental, pegando largo y de primera y convirtiendo los tiros al arco en gol, el rival debe hacer lo mismo para hacerle partido, cosa que Murus Sanctus no pudo hacer.

Equipos y progresión:

La Natividad: Camilo Castagnola 9 (9 goles, tres de penal), Pablo Pieres 9 (3), Bartolomé Castagnola (h) 9 (2) e Ignatius du Plessis 9. Total: 36.
RS Murus Sanctus: Facundo Sola 9 (2), Guillermo Caset (h) 10 (2 penales), Pablo Mac Donough 10 (1) y Juan M. Nero 10 (3, uno de penal). Total: 39.

La Natividad: 2-1, 4-1, 4-1, 6-3, 9-5, 11-5, 13-8 y 14-8.

Jueces: Guillermo Villanueva (h) y Gastón Lucero.
Árbitro: Martín Pascual.

Foto: Por Matías Callejo/Prensa AAP

PUBLICIDADblank